Roma

Coliseo de Roma

El mundialmente famoso Coliseo fue construido en el año 80 dC por los emperadores romanos como escenario para las luchas y batallas a muerte de los gladiadores, así como para la caza de animales salvajes, todo contemplado por el pueblo romano. La entrada era gratuita pero los asientos se organizaban de acuerdo al rango social y la riqueza del espectador. Los juegos de gladiadores fueron prohibidos en el año 438 dC pero la caza de las bestias salvajes continuó hasta el año 523. El Coliseo es increíble por la técnica de su arquitectura: una construcción compleja y avanzada. Aunque usado como cantera para la construcción en varios momentos de la historia se mantiene casi intacto. Se pueden ver las gradas, los pasillos y las habitaciones subterráneas donde aguardaban animales y gladiadores. El Coliseo ha sido el modelo seguido de los estadios que conocemos hoy en día, la única diferencia se encuentra en el tipo de juegos que se practican.

Ciudad del Vaticano

Explore la Ciudad del Vaticano en Roma con facilidad con la tarjeta Rome Card y Omnia Vatican, dos tarjetas visita turística para 3 días que se incluyen la entrada a una selección de atracciones, descuentos y mucho más. Podrá evitar las colas para entrar a los Museos Vaticanos, la Capilla Sixtina y la Basílica de San Pedro con la Omnia Card, y utilizar la tarjeta Rome Card para entrar a dos de cinco posibles atracciones, como el Coliseo. Otras características de la Roma Card incluyen un billete de autobús con paradas libres, una Travelcard para el centro de Roma, guía y un mapa.

El Trasteverde

Es uno de los sitios más típicos de Roma, para pasear por la noche y salir de fiesta. En este barrio encontramos numerosos bares y restaurantes, concentrados sobre todo en el Vicolo del Piede.

Es un lugar de reunión, para ir por los clubs o a cenar, así como al cine. En la plaza Santa Maria, es donde suelen quedar la juventud. Cualquier sitio del Tastevere, es bueno para comer un plato de pasta o una pizza.

Fontana de Trevi

Pase por el antiguo acueducto Acqua Vergine y continúe hacia la impresionante Fontana de Trevi. Maravíllese ante su diseño barroco, lance una moneda para asegurarse de que volverá a la ciudad y adéntrese en las profundidades para explorar las ruinas romanas que se encuentran debajo. Grupo limitado a 10 personas para garantizar una experiencia personalizada.